Ir al contenido principal
Los Deberes de la Profe de Mates


Miguel llevaba un tiempo preocupado por su hijo, desde hacía unas semanas sacaba muy malas notas en calculo. No entendía el motivo, más cuando su hijo era brillante en matemáticas.

Habló con el crío para intentar encontrar una solución al problema, su hijo solo le decía que la culpa la tenía la profesora de mates que la distraía. Sin comprender al niño, decidió conectar una tutoría de la maestra.

El día llegó, se habían citado a última hora de la tarde, cuando todas las clases hubiesen acabado. Miguel llegó puntual a la hora citada. Entró en la clase vacía y esperó a la profesora, la señora Paola.

Distraído, se puso a mirar libros de una pequeña estantería cuando escuchó el sonido de la puerta. Se giró y alucinó con la maestra, parecía la hermana gemela de Sofía Vergara, una mujer de atributos exuberantes y belleza latina.

Al momento, supo el por qué de las malas notas de su hijo. Hasta él no podría concentrarse ante tal bocado delicioso. La maestra ajena a la mirada hambrienta de Miguel, se presentó.

Buenas tardes, soy Paola la maestra de matemáticas de su hijo. ¿En qué puedo ayudarle?

Verá, mi hijo a suspendido tres exámenes y creo saber la razón dijo mirando su escote atrayente.

Creo que mis Lolas son las culpables Paola bamboleó sus pechos con descaro señor Miguel, soy consciente que provoco erecciones allá donde voy, pero su hijo necesita controlar al pajarito.

A lo mejor la solución es que venga más tapadita a clase no pretendía ser machista, le salió del alma.

¿No le gusta la carne? Paola se desabrochó un botón enseñando más pechuga hagamos una cosa, si usted es capaz de resistirse a mis encantos, vendré a trabajar en chándal todos los días.

¿Cómo dice?

No digo… hago…

Paola cogió la regla de encima de la mesa y le dio con ella en el paquete. Miguel no lo esperó, se quedó sin palabras y excitado. La profesora se acercó a él pasándole la lengua por sus labios carnosos, con un dedo levantó su mentón y preguntó <<8x4>> Miguel tragó saliva, no pudo contestar; toda su inteligencia se concentraba, en ese momento, en la punta del capullo.

Paola sonrió, pasó las manos por debajo de su camisa, tenía los pezones duros y sin un ápice de remordimiento le retorció los pezones con fuerza.

¡¡Auuu!! gritó Miguel alejándose de ella.

¿Seguro? señaló el bulto en sus pantalones.

Miguel se dio cuenta que tenía la polla dura contra la tela del pantalón. Había conseguido excitarle. La maestra levantó su falda y le enseñó el sexo desnudo con una pequeña cresta.
Encima del pubis tenía un tatuaje que decía “69 es igual a sexo”, Miguel se arrodilló, rendido a sus pies.

Chupa… ordenó.

Anduvo de rodillas con el pene tieso zarandeándose entre sus piernas. Olía a cítricos, esperó hasta que Paola dijo <<Ahora>> sacó la lengua y lamió preso del morbo y la excitación.

Comió el coño de la maestra con alevosía, degustando sus jugos. Metió dos dedos en su sexo para masturbarla mientras que con la lengua le acariciaba el clítoris.
Paula descubrió sus pechos redondos y turgentes, los acarició a la espera de obtener un orgasmo. Se corrió en su boca, agarró a Miguel del pelo y apretó su cabeza contra su coño palpitante. Jadeante habló.

Te toca…

Colocó a Miguel con el cuerpo doblado encima de su mesa y le abrió las piernas. Tenía el culo en pompa y el ano a la vista. Paola cogió un bote de miel del bolso, que solía llevar para echarle al café y le untó el culo. Miguel notó un dedo dentro de su culo explorándole, le gustó esa sensación. La maestra cogió su pene con una mano y empezó a masturbarle, ordeñando su rabo. Por otro lado, con una tiza, le folló el culo. La dejó bien adentro y no le permitió que se la sacase. Perversa, siguió dándole placer con las manos, hasta que se corrió gritando como un lobo en luna llena.
La maestra le subió los pantalones sin quitarle la tiza y le entregó una hoja en blanco.

En la próxima tutoría me traerá una redacción de lo aprendido hoy, vendrá con la tiza metida en el culo y con la tabla del 8 aprendida.


Miguel no pudo negarse, era imposible y fue a casa hacer los deberes. Estaba impaciente por volver a verla.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La Perla de mis Labios Perversos

     El dinero lo compra todo, absolutamente todo y Eva lo sabía. La ambición no tiene límites y menos los caprichos de una mujer con poder adquisitivo.

     Todo empezó en un restaurante de cinco tenedores comiendo ostras, era la primera vez que su paladar degustaba algo tan exquisito. El camarero llegó con el plato, lo dejó encima de la mesa e hipnotizó a Eva por completo, la comida la sedujo hasta el punto de estremecer su piel. La melodía de un piano de cola negro que ambientaba con sus notas el lugar, hizo que su mente fuera espuma de mar y sus pensamientos se desnudaron hasta convertirse en un verso erótico.

     Cogió la ostra con sus finos y largos dedos, la acercó a sus labios y sintió aquel manjar viscoso que era tan parecido a una vagina húmeda. La ropa interior negra de encaje se mojó por la sensación de placer que sintió al lamerla con la lengua y absorberla. Imaginó una locura, ella era la ostra y la chispa adecuada para el paladar de un …
JINETE
Katy Molina



“Los únicos inmortales de este mundo sin nombre son los latidos de nuestros corazones”.

       Alguna vez habéis tenido esa sensación de ahogo que no te deja respirar, que te falta el aire y todas tus ilusiones se desvanecen en un momento. Así me sentí el día que rompieron mi corazón en mil pedazos. Hace un año, era el hombre más feliz del mundo. Tenía una mujer preciosa e inteligente a mi lado. Nos amábamos y respetábamos o eso era lo que creía, pero la realidad era otra muy distinta. Fui un idiota, estuve ciego, pero eso es lo que los poetas dicen; cuando estás enamorado mueres de amor y no ves más allá que el sentir de tu corazón. Morí de amor literalmente aquella noche de lluvia y truenos. El tiempo fue un presagio que no supe leer. 

     Llegué de un viaje de trabajo, había estado varios días fuera y quise sorprenderla adelantando mi llegada. Estaba empapado por la lluvia, pero tenía una sonrisa de loco enamorado por ver la cara de felicidad de mi chica cuando vier…
La Monja Atómica Capitulo 5 Primera Temporada

El purgatorio de una mente enferma. 


   María Magdalena llevaba un año entero salvando a la humanidad de sus pecados a través del orgasmo. Había llegado el momento de contactar con su lado religioso para que su obra llegase a todos los confines de las partes íntimas de la tierra.

   Semana Santa, 2016 Linares, Jaén. La monja llegó al pueblo de Rafael, el cantante, el jueves Santo. La madrugada donde sacaban al Nazareno durante trece largas horas de peregrinación. Ese paso en concreto llevaba muchos costaleros, ya que el trono es muy pesado. María Magdalena tenía claro cuál sería su cometido en esa gran noche. Paró en Pepe Linares, un bar muy famoso de la ciudad a tomar unas tapas. Se tomó varias cañas sin descanso, una detrás de otra. Todavía quedaban unas horas para que la imagen saliera a la calle, exactamente a las tres de la madrugada.

   Llegó a la iglesia, estaba vacía. El trono descansaba en un rincón preparado para salir. Magdalena se…