Ir al contenido principal
Cathasya
La Bruja de Mesopotamia



En la edad antigua, entre los ríos Tigris y Eufrates,nace la región de Mesopotamia.Tierra de leyendas y mitos.

Hay una, la más remota e incluso la obra literaria más antigua. El poema de Gilgamesh, un rey que buscó la inmortalidad.

Cuenta la leyenda que en las montañas, tras la gran caída bíblica de los cien, hubo un arcángel, Gabriel, que dejó en cinta a una mortal. La cual tuvo un bebé y la llamó Cathasya.

Dicen que lleva viviendo en el mundo, antes de que la tierra se poblara de corazones egoístas e impostores. Su belleza es arrebatadora y su poder sublime.

Gilgamesh, abandonó sumeria para buscar a la bruja de Mesopotamia y lo convirtiera en inmortal pero había una complicación, ningún mortal la había visto jamás y lo que se sabía de Cathasya eran canciones populares.

El rey, era un hombre árabe de piel tostada y mirada dorada. Su presencia imponía hasta los insectos. Llegó a la región y buscó con desesperación pero no encontró a Cathasya. Derrotado y sintiéndose un bobo, decidió pasar la noche al raso, a las afueras de la ciudad, junto a unas piedras para resguardarse del viento.

De pronto, un olor a dátiles y esencias aromáticas, despertaron a Gilgamesh. Abrió los ojos, y miró a su alrededor. Estaba en un Oasis y frente a él, había un pequeño estanque.

Las aguas, comenzaron agitarse y de ellas, salió una mujer desnuda, de constitución voluptuosa y cabello dorado como las monedas que guardaba en su bolsa.

Gilgamesh, deseó tocar y adorar aquel ser nacido de los dioses. Cathasya, se acercó con un sutil movimiento de caderas. Al llegar, le lanzó un beso y por arte de magia,Gilgamesh se quedó desnudo.

Su pene lucía erecto, con las venas bien marcadas y la punta del glande llorosa. Del suelo, salió unas raíces que apresaron los miembros del rey. Inmovilizándolo por completo.

Tenía la boca seca, necesitaba hidratarse.La bruja, abrió sus piernas y vertió su orina en su boca, para que bebiera. Gilgamesh tragó sediento y se excitó sobremanera.Cathasya bajó la cabeza hasta su pene y lamió como una gata, amamantándose de la madre. El rey gimió gustoso. 

Cathasya, agarró su pene y lo levantó un poco para escupirle en el ano.

— Ahora llevas mi marca.

De repente, surgió una raíz más gruesa y se metió en su culo. Follando a Gilgamesh, dentro, fuera. Este, grito de dolor y placer. La bruja se introdujo el miembro duro y movió las caderas en círculo. Era un ritual.

Gilgamesh, estaba colmado de placer. Deseaba alcanzar el clímax, los testículos estaban a punto de reventar.

— Qué deseas Gilgamesh...

— La inmortalidad... para follar todas las lunas contigo, mi señora...

Cathasya acercó sus pechos a su boca y le ofreció el pezón. De ellos salía sangre y el rey succionó como un bebé. Acababa de probar la inmortalidad. 

Llegó al orgasmo con los músculos en tensión por el placer. Las raíces lo soltaron y se desplomó en el suelo, agotado por el sexo.

— Mi amor, ya eres inmortal y tu condena será vagar como alma errante alimentándote de seres mortales.

Horas más tarde se despertó en la habitación de palacio, su madre entró para despertarlo. Abrió las cortinas para dejar entrar la luz del sol. Gilgamesh, se escondió entre las sombras. Su madre preocupada se acercó y el rey no pudo resistir el palpitar de su arteria.

Mató a la madre que le dio la vida y se arrepintió de haber deseado la inmortalidad. Con su madre fría entre los brazos llamó a Cathasya. Ésta apareció vestida de gasa transparente.

— Qué me has hecho...

— Darte lo que anhelabas, la leyenda olvidó contar la veracidad de los seres inmortales, en realidad somos criaturas nocturnas, demonios.

— No puede ser... Gabriel te concedió la inmortalidad...

— No, querido, fue Lucifer y mi nombre es... Lilith.

Comentarios

  1. ¡Qué bueno! Me encanta la fluidez y tu capacidad para contar historias breves pero completas. De nuevo, buenísimo

    ResponderEliminar
  2. Increíble, como siempre sigues sorprendiendome.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La Perla de mis Labios Perversos

     El dinero lo compra todo, absolutamente todo y Eva lo sabía. La ambición no tiene límites y menos los caprichos de una mujer con poder adquisitivo.

     Todo empezó en un restaurante de cinco tenedores comiendo ostras, era la primera vez que su paladar degustaba algo tan exquisito. El camarero llegó con el plato, lo dejó encima de la mesa e hipnotizó a Eva por completo, la comida la sedujo hasta el punto de estremecer su piel. La melodía de un piano de cola negro que ambientaba con sus notas el lugar, hizo que su mente fuera espuma de mar y sus pensamientos se desnudaron hasta convertirse en un verso erótico.

     Cogió la ostra con sus finos y largos dedos, la acercó a sus labios y sintió aquel manjar viscoso que era tan parecido a una vagina húmeda. La ropa interior negra de encaje se mojó por la sensación de placer que sintió al lamerla con la lengua y absorberla. Imaginó una locura, ella era la ostra y la chispa adecuada para el paladar de un …
JINETE
Katy Molina



“Los únicos inmortales de este mundo sin nombre son los latidos de nuestros corazones”.

       Alguna vez habéis tenido esa sensación de ahogo que no te deja respirar, que te falta el aire y todas tus ilusiones se desvanecen en un momento. Así me sentí el día que rompieron mi corazón en mil pedazos. Hace un año, era el hombre más feliz del mundo. Tenía una mujer preciosa e inteligente a mi lado. Nos amábamos y respetábamos o eso era lo que creía, pero la realidad era otra muy distinta. Fui un idiota, estuve ciego, pero eso es lo que los poetas dicen; cuando estás enamorado mueres de amor y no ves más allá que el sentir de tu corazón. Morí de amor literalmente aquella noche de lluvia y truenos. El tiempo fue un presagio que no supe leer. 

     Llegué de un viaje de trabajo, había estado varios días fuera y quise sorprenderla adelantando mi llegada. Estaba empapado por la lluvia, pero tenía una sonrisa de loco enamorado por ver la cara de felicidad de mi chica cuando vier…
La Monja Atómica Capitulo 5 Primera Temporada

El purgatorio de una mente enferma. 


   María Magdalena llevaba un año entero salvando a la humanidad de sus pecados a través del orgasmo. Había llegado el momento de contactar con su lado religioso para que su obra llegase a todos los confines de las partes íntimas de la tierra.

   Semana Santa, 2016 Linares, Jaén. La monja llegó al pueblo de Rafael, el cantante, el jueves Santo. La madrugada donde sacaban al Nazareno durante trece largas horas de peregrinación. Ese paso en concreto llevaba muchos costaleros, ya que el trono es muy pesado. María Magdalena tenía claro cuál sería su cometido en esa gran noche. Paró en Pepe Linares, un bar muy famoso de la ciudad a tomar unas tapas. Se tomó varias cañas sin descanso, una detrás de otra. Todavía quedaban unas horas para que la imagen saliera a la calle, exactamente a las tres de la madrugada.

   Llegó a la iglesia, estaba vacía. El trono descansaba en un rincón preparado para salir. Magdalena se…