Ir al contenido principal
Acordes Literarios
Francisco Martínez Domínguez
Entrevista Personalizada


Bienvenidos un día más al espacio de Acordes Literarios. Hoy viene al estudio Francisco Martínez a responder a mis preguntas. Acomódate en la silla y disfruta de cada respuesta. Conoce un poquito mejor a este autor que solo se considera un bohemio de las palabras pero que tiene más de escritor de lo que él mismo cree. Una delicia escrita que todas deberías leer, su obra “Entre la Luna y el Mar”.

*Bienvenido a Acordes Literarios, siéntete libre en contestar con sinceridad y verdad. A todos los escritores les hago la misma pregunta para saber su verdadera identidad y así conocer al autor que se esconde detrás de la pluma pero creo en tu caso que utilizas el nombre que te pusieron al nacer, ¿no es así? Y si lo es, ¿por qué no buscaste un nombre artístico? Diría que el 99% del autor lo hace. He de decir que soy partidaria de utilizar los nombres comunes y no sustituir a la persona que crea.

Lo cierto es que nunca me he planteado usar otro nombre que no sea el mío. Supongo que es una forma de reconocerme en algo desconocido por mí mismo hasta hace unos pocos años.

*Me llama la atención el nombre del libro “Entre la Luna y el Mar” ¿por qué? ¿Cuál fue la decisión final para poner un nombre tan bello?

Quien visita mi perfil personal de Facebook puede encontrar varias imágenes donde aparecen la luna, el mar, la playa, la arena. Todas esas imágenes pertenecen a lugares físicos, reales, la mayoría de un pueblo del Maresme, Caldetes. De hecho, la portada del libro, retocada y adaptada, gracias al equipo de Chiado Editorial, es una foto personal que puede encontrarse en mi perfil, como digo.  Así que, de alguna manera, podemos situar ese entre la luna y el mar, pero más allá, entre la luna y el mar es, sobretodo, un lugar imaginario, un lugar indefinido donde nacen las emociones y los sentimientos, y donde busco darles forma a través de las palabras.
Entre la luna y el mar habla de todos esos elementos, mar, luna, playa, arena, y también de los caminos que recorremos, de las personas que encontramos, y de mi pequeña y querida isla.

*Mencionas que eres educador social, ¿mediante tu libro quieres transmitir algún mensaje a la sociedad en concreto? Tengo que decir al haberlo leído que transmites mucha sensibilidad y buenos consejos.

Yo soy un educador social reciente, acabé la carrera en 2015. Ahora tengo 53 años, así que me puse a estudiar en 2010, ya con 46 años. Más que una vocación fue un descubrimiento. Ahí fue donde empecé a escribir. Me descubrí a mí mismo en algo que, sinceramente, no conocía de mí, y que me llevó a participar con uno de los capítulos de un libro para la bibliografía de una asignatura de la carrera.
Escribí una vez: Quizá las palabras ya existían, pero sin duda, tú, les diste sentido. Ese tú, son todos aquellos “tus” que encuentras en cada uno de los caminos que recorremos, “tus” de los que aprendes, que te acompañan, con los que compartes, a los que quieres. En ese camino de la Educación Social están muchos de esos “tus”.

*¿En qué momento Francisco Martínez se hace escritor? ¿Qué hace que te involucres en este mundo?

Bueno, con toda la sinceridad, yo no creo ser escritor, sólo soy alguien que escribe. Para escribir necesito sentir antes aquello a lo que intentaré dar forma.  Me resulta imprescindible sentirlo, emocionarme con ello, acariciarlo de alguna forma, olerlo. Ese es mi criterio al escribir, sentirlo para poder transmitirlo. Si para ello necesitaré tres palabras o tres frases no lo sé hasta el final, hasta que crea que aquellas palabras, sean las que sean, responden a aquello sentido que me ha hecho buscarlas.
Entrar en este mundo es una sorpresa, para mí el primero. Envié algunos de mis escritos a Chiado Edtorial y decidieron apostar por mí. Como digo, toda una sorpresa. Estoy muy agradecido por esta oportunidad, independientemente del recorrido que pueda tener como autor, sólo el hecho de publicar, de que haya alguien que pueda leer aquello que escribo supone, por encima de todo, un enorme agradecimiento a todas esas conocidas y desconocidas personas.

*Si tuvieras que describir el libro en tres sinónimos, como lo definirías. Muchas veces, por tres simples palabras describen más que 300 palabras queriendo contar lo mismo.

En cada escrito hay mucho más no escrito. Me gusta pensar que quien me lee, lee también ese mucho más no escrito, y también me gusta la idea que entre quien escribe y quien lee se establece una complicidad, un juego, donde unos creen decir y otros creen leer. Ese “desacuerdo” es fantástico.
Si tuviese que definir mi libro lo haría como personal, profundo, mío.

*¿De dónde nace toda esa sensibilidad?

De dentro, de muy adentro, tanto que no lo supe que estaba ahí hasta hace unos pocos años, cuando después de entrar en un tsunami y dar vueltas y vueltas, al llegar a la orilla, me vi en algo desconocido, escribiendo.

*Háblame de tus proyectos de futuro, el público estará interesado.

Estoy preparando un segundo posible libro. Ya tiene título, incluso, quizá me he adelantado mucho. Será un libro, si es, que sigue una línea similar, ideas sueltas, libres, se mezclan con poemas, siguiendo un mismo “desorden”, pero donde al igual que Entre la luna y el mar, cada escrito es una parte y un todo al mismo tiempo.  
Evidentemente, también dependerá de si Chiado Editorial sigue apostando por mí, por supuesto.

*Llegados a este punto la pregunta es obvia, ¿te has planteado en escribir una novela? ¿Una historia de principio a fin?

La verdad es que no me lo he planteado. Seguramente porque no tengo esa idea de escritor que antes comentaba. De momento no me veo.
Creo que mi forma de escribir puede suponer esa idea de continuidad, aunque sea desde la discontinuidad.
Un lector me comentó en una ocasión que para él, Entre la luna y el mar es un único poema desgranado según diferentes momentos. No digo que no, esa idea de todo es una parte y un todo, está muy presente siempre en lo que escribo.
Pero volviendo a la pregunta concreta, como decía, por ahora no me veo en una historia completa. Me falta mucho, si es que llega.

Vale antes de acabar, si te pidiera que escribieras un aforismo para dar un mensaje a la sociedad de esperanza para cumplir sus sueños, ¿lo harías?

Dejaré algo que podéis leer en el libro, aunque no he pretendido nunca, ni lo hago ahora, que aquello que a mí me sirve para explicarme un porqué, haya de servirle a nadie más.
Me gusta especialmente su mensaje, busquemos ese mar que anhelamos, esté lejos, muy lejos, o no tanto, está ahí.

ERES EL MAR
No hay tierra sin mar por lejos que esté la orilla.

*Pregunta final, la más sencilla, te dejo este espacio libre para que digas lo que quieras, como decimos en Acordes Literarios “que no callen tu pluma”.

Gracias.
Gracias a ti Katy por la entrevista, por tus palabras. Gracias a Acordes literarios. Gracias a las personas que están en mi vida, mi familia, mis amigos, a todas las personas con las que, en algún momento, hemos cruzado nuestros caminos, sigamos juntos en ellos o no. Gracias a Chiado Editorial, y, por supuesto, gracias a ti, seas quien seas, que has decidido leer Entre la luna y el mar.



Despedimos a nuestro invitado semanal con una fuerte ovación por dejarnos disfrutar de su literatura. Leí el libro y me encantó, me gusta que me transmitan, me pongan el vello de punta y me hagan sentir, "Entre la Luna y el Mar" lo ha conseguido. Felicidades al autor, gracias.

Podéis seguirle en su perfil de Facebook
https://www.facebook.com/francisco.martinezdominguez.94

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Perla de mis Labios Perversos

     El dinero lo compra todo, absolutamente todo y Eva lo sabía. La ambición no tiene límites y menos los caprichos de una mujer con poder adquisitivo.

     Todo empezó en un restaurante de cinco tenedores comiendo ostras, era la primera vez que su paladar degustaba algo tan exquisito. El camarero llegó con el plato, lo dejó encima de la mesa e hipnotizó a Eva por completo, la comida la sedujo hasta el punto de estremecer su piel. La melodía de un piano de cola negro que ambientaba con sus notas el lugar, hizo que su mente fuera espuma de mar y sus pensamientos se desnudaron hasta convertirse en un verso erótico.

     Cogió la ostra con sus finos y largos dedos, la acercó a sus labios y sintió aquel manjar viscoso que era tan parecido a una vagina húmeda. La ropa interior negra de encaje se mojó por la sensación de placer que sintió al lamerla con la lengua y absorberla. Imaginó una locura, ella era la ostra y la chispa adecuada para el paladar de un …
JINETE
Katy Molina



“Los únicos inmortales de este mundo sin nombre son los latidos de nuestros corazones”.

       Alguna vez habéis tenido esa sensación de ahogo que no te deja respirar, que te falta el aire y todas tus ilusiones se desvanecen en un momento. Así me sentí el día que rompieron mi corazón en mil pedazos. Hace un año, era el hombre más feliz del mundo. Tenía una mujer preciosa e inteligente a mi lado. Nos amábamos y respetábamos o eso era lo que creía, pero la realidad era otra muy distinta. Fui un idiota, estuve ciego, pero eso es lo que los poetas dicen; cuando estás enamorado mueres de amor y no ves más allá que el sentir de tu corazón. Morí de amor literalmente aquella noche de lluvia y truenos. El tiempo fue un presagio que no supe leer. 

     Llegué de un viaje de trabajo, había estado varios días fuera y quise sorprenderla adelantando mi llegada. Estaba empapado por la lluvia, pero tenía una sonrisa de loco enamorado por ver la cara de felicidad de mi chica cuando vier…
La Monja Atómica Capitulo 5 Primera Temporada

El purgatorio de una mente enferma. 


   María Magdalena llevaba un año entero salvando a la humanidad de sus pecados a través del orgasmo. Había llegado el momento de contactar con su lado religioso para que su obra llegase a todos los confines de las partes íntimas de la tierra.

   Semana Santa, 2016 Linares, Jaén. La monja llegó al pueblo de Rafael, el cantante, el jueves Santo. La madrugada donde sacaban al Nazareno durante trece largas horas de peregrinación. Ese paso en concreto llevaba muchos costaleros, ya que el trono es muy pesado. María Magdalena tenía claro cuál sería su cometido en esa gran noche. Paró en Pepe Linares, un bar muy famoso de la ciudad a tomar unas tapas. Se tomó varias cañas sin descanso, una detrás de otra. Todavía quedaban unas horas para que la imagen saliera a la calle, exactamente a las tres de la madrugada.

   Llegó a la iglesia, estaba vacía. El trono descansaba en un rincón preparado para salir. Magdalena se…